Proyectos web y creación de empresas

El otro día, mientras volvía a casa, me vino a la cabeza un paralelismo que se produce, almenos bajo mi punto de vista y experiencia, entre iniciar un proyecto web (portal, weblog…) y iniciar una empresa.

Toda empresa necesita una sede, un local donde poder desarrollar la actividad. En el caso de un proyecto web la sede sería el alojamiento web. El dominio sería la dirección del local.

Antes de arrancar con el proyecto web o la empresa hay que hacer mucho trabajo. En el caso de la empresa se han de preparar, entre otras muchas cosas, los servicios a ofrecer, el protocolo de actuación para casa situación y definir de manera estricta la organización que se va a llevar. Personalmente lo que considero clave para el buen funcionamiento de una empresa es la organización interna, cualquier situación tiene que estar controlada, no pueden quedar cabos sueltos.

En un proyecto web pasa algo similar, se ha de definir bien la estructura, los contenidos y en cierto modo también se ha de definir un protocolo de actuación y organización, por ejemplo la frecuencia de actualización, mantenimiento del sitio, posicionamiento…

Una empresa tiene como objetivo obtener beneficios, para ello necesita captar clientes y ofrecer un producto o servicio interesante. En el caso del proyecto web el objetivo sería de alguna manera obtener fama y reconocimiento, crear una comunidad o simplemente ganar dinero a través de la publicidad, para ello necesita captar visitas, que serían los clientes, y ofrecer buenos contenidos, que sería el producto.

Se podrían encontrar más paralelismos entre un proyecto web y una empresa, pero creo que con los expuestos ya queda más o menos clara la idea que quería expresar.

Cabe resaltar que, por supuesto, iniciar una empresa tiene mucho más trabajo y riesgo que arrancar un proyecto web y que un proyecto web también puede acabar siendo el inicio de una empresa y triunfar como tal.

Qué opinan ustedes? Podrían considerar iniciar un proyecto web como “simulacro de empresa”?

Empieza el debate.

Publicidad


Deja un comentario